estudio ancianos atención Ayuntamiento Málaga

El siguiente estudio coordinado y dirigido por Nexo SCA, enfocado en una perspectiva social, estudia la atención a las personas mayores de la ciudad de Málaga, donde un total de 23.668 personas de 65 años de la capital viven en solitario en sus domicilios, lo que representa el 25 por ciento de esta población en la ciudad (94.228), según recoge un estudio realizado por el Ayuntamiento de Málaga para diagnosticar las necesidades de esta población, y con el objetivo de poner en marcha un proyecto piloto de atención, seguimiento e intervención a ancianos que viven esta situación.
Leer más

estimación de voto

El presente estudio pretende una estimación de voto en el caso de que hubiera de repetirse elecciones. Para ello se utiliza una prospectiva de todas las encuestas publicadas por los medios e institutos de mayor prestigio, aplicando correcciones basadas en medias móviles, tamaños muestrales, fecha de publicación y regresiones históricas.

El resultado final, explicado en términos de probabilidad, es propio de IBES, y ha demostrado una muy elevada precisión en las últimas elecciones europeas, andaluzas, municipales, autonómicas, catalanas y generales. También en los comicios internacionales griegos y portugueses.

Institutos Analizados en España: Sigma Dos (Mediaset España y El Mundo), GAD3 (ABC), Metroscopia (El País), NC Report (La Razón), TNS Demoscopia (Antena 3), Invymark (La Sexta), MyWord (Cadena SER), Celeste-Tel (eldiario.es), DYM (El Confidencial), GESOP (El Periódico), Demoscopia y Servicios (Es Radio y 13TV), 20 Minutos (A+M), CIS, IBES (Última Hora), Simple Lógica y Encuestamos.

Las elecciones de 2015, efectos de campaña y desviaciones respecto de encuesta

Pocas veces ha habido tantas encuestas intentando predecir el resultado electoral, que en las pasadas elecciones de diciembre de 2015. El enorme atractivo a nivel de investigación que suponía la competición entre cinco partidos, así como la enorme incertidumbre sobre los posibles pactos, despertaron el interés y no había medio de comunicación nacional o provincial, que no dispusiera de estudios demoscópicos propios.
Además de ello, han proliferado los medios que presentan, además de sus encuestas propias, análisis estadísticos que contemplan a todas las publicadas en el último mes, por si se cumpliera la hipótesis de que los promedios o las tendencias predijeran mejor el resultado que una encuesta aislada, por bien hecha que ésta estuviera.

 estimación de voto

 Como conclusión, se puede decir que:
  • Las encuestas hechas durante la última semana de campaña, y que ya recogían efectos propios de la misma, acertaron más que las previas.
  • Tanto PP como PSOE quedaron en todas ellas razonablemente bien pronosticados. El error, < 2%, está dentro de las horquillas, y la conclusión es que ni antes ni durante la campaña, movieron demasiado sus apoyos.
  • Cosa distinta es Podemos y Ciudadanos. En el primer caso, ganaron durante la campaña dos o tres puntos, mientras que ciudadanos perdió bastante más, al menos siete.
  • Analizando en detalle los flujos de voto, durante la campaña votantes del Psoe más a la izquierda se pasaron a Podemos, mientras que los votantes más moderados de Ciudadanos, volvieron a sus partidos de origen, PP y Psoe, ante la subida de Podemos (que de hecho, hizo slgan bajo el concepto de “remontada”).
  • Ello, además, motivado por ciertos errores de campaña de Ciudadanos, entre los que se encuentra su ambigüedad a la hora de explicar si apoyarían a un gobiernos del PP, del Psoe, o a ninguno.

En cuanto a cada uno de los institutos por separado, el grado de precisión fue el que se expresa en el cuadro siguiente, en el que sólo se han incluido aquellos homologables entre sí, es decir, que dieron datos para todos los partidos que acabaron sacando representación.

 estimación de voto

Evolución y tendencias actuales

En el análisis que sigue, hemos incluído las encuestas que se vienen publicando con posterioridad a las elecciones de diciembre, pues el escenario de ingobernabilidad aconseja tener como hipótesis plausible unas nuevas elecciones en junio.
Así, el análisis evolutivo de las sucesivas encuestas desde mayo de 2015, ya metidas las postelectorales a partir de enero de 2016, van dibujando una tendencia bastante definida, donde destacan los mismos siete partidos que actualmente tienen representación (En Podemos se han incluído, por sencillez, las confluencias).

 

El PP, como fuerza más votada, obtuvo su mejor registro en las elecciones G11 (45%), aunque desde enero de 2012 ya se vino observando una importante caída jalonada por las europeas (26%), municipales (27%) y autonómicas (28%). Tras el 29% de las G15, a fecha de hoy no parece remontar con claridad, pues ninguna encuesta le da por encima del 30%.

El PSOE  nunca ha superado al PP desde 2010, y siempre ha ido en segundo lugar (exceptuando un breve espacio de tiempo entre noviembre de 2014 y febrero de 2015  en que fue superado por Podemos). Con una tendencia descendente desde enero de 2010, obtuvo su mejor momento en abril de 2010 (39%), bajando desde entonces de manera muy acusada pasando por el mal resultado en las elecciones de nov11 (29%) y quedando entre el 23%-26% entre las europeas de 2014 y las autonómicas y locales de 2015. En las G15 ha obtenido un 22%, su registro más bajo desde 1982, estando actualmente incluso algo peor, sobre un 21%, habiendo vuelto a ser superado por Podemos.
Podemos  Entra en las encuestas a partir de junio del 2014, tras el buen resultado en las elecciones europeas (8%), llegando casi al 25% en las encuestas de noviembre de 2014, – incluso superando en intención de voto al PSOE -, para posteriormente y quedar en un 12% en las autonómicas de mayo. De cara a las G15 se fragmentó y coaligó en Galicia, Valencia y Cataluña, con Mareas-IU, Compromís e ICV respectivamente, obteniendo en todo el Estado un inesperado 21% (las encuestas daban unos puntos menos). Desde entonces ha seguido subiendo, y a fecha de hoy, las encuestas apuntan a un 22%, sensiblemente por encima del Psoe otra vez.
Ciudadanos, otro de los partidos emergentes a partir de las europeas de mayo de 2014 (4%), logró un 9% en las autonómicas de un año después (un valor por debajo del 15% que le daban las encuestas). Se presentó a las G15 con encuestas muy favorables sobre el 20%, pero acabó sólo consiguiendo un 14% fruto de una mala campaña electoral. Su registro actual es más o menos el mismo, un 14%, lo que le coloca como cuarta fuerza muy por encima del siguiente.

Cuando no existían ni Podemos ni Ciudadanos, IU y UPyD llegaron a doblar apoyos: IU del 6% al 13%, y UPyD del 4% al 9%,  pero la entrada de ambos les hizo retroceder de manera muy significativa. UPyD puede considerarse desaparecido, e Izquierda Unida – Unidad Popular es su nuevo nombre -, sólo obtuvo un 4% en las generales, en lo que más o menos sigue siendo su suelo actual en todas las encuestas.

En Cataluña, ERC y CDC (DIL) siempre han presentado un cierta ventaja del segundo respecto del primero. En las últimas autonómicas fueron unidos bajo las siglas JxS, pero en las municipales ERC ya había subido respecto a las generales, y CDC (antes CIU), bajado. Hoy en día CDC está en práctica descomposición con apenas un 2%, mientras que ERC se acerca al 3%.

En el País Vasco, PNV y Bildu-Amaiur, mantienen apoyos muy similares, aunque siempre con ventaja del primero por unas décimas. En las G15 fueron dos décimas. Las encuestas actuales auguran más o menos los mismos apoyos.

 

 

FUENTE: IBES

incertidumbre política

Las dificultades para formar Gobierno en España afectan negativamente a la confianza del consumidor, que registra un fuerte retroceso debido, sobre todo, a la peor valoración de las expectativas. La incertidumbre política no sólo afecta a los consumidores.
Bancos, inversores e, incluso, el Gobierno aseguran que la recuperación se puede quebrar si no se encuentra una solución que se antoja complicada, pues ni siquiera unas nuevas elecciones eliminarían los problemas.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) cayó 8,3 puntos en enero en relación al mes anterior, hasta situarse en 99,1 puntos. La bajada en cuanto a las expectativas y la peor valoración de la situación actual son las causas de ese descenso, según datos publicados este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

La mayor parte de los consumidores cree que la situación económica actual es igual o mejor que hace seis meses, pero las expectativas referidas al mercado de trabajo descienden hasta 19,1 puntos y las expectativas sobre la situación económica pierden 17,5 puntos.

En términos interanuales, desde enero del pasado año, las expectativas respecto a la situación económica del país se contraen en 10,6 puntos, mientras que las referidas al mercado de trabajo retroceden hasta 14,4 puntos.

Uno de los elementos que más influyen en en la percepción de la situación económica es el empleo. Así, la estabilidad es un factor indispensable para que el mercado laboral continúe con la reducción del número de  desempleados. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, asegura que “no hay nada que perturbe más la creación de empleo que las dudas y la incertidumbre”.

Evolución del Índice de Confianza, Índice de situación actual e Índice de expectativas (Fuente: CIS) (Pinchar para ampliar).

El ICC se calcula como media aritmética de los balances de la situación actual de la economía familiar, de la economía española y del empleo, respecto a la que existía hace seis meses, y de las expectativas respectivas para los próximos seis meses. El índice oscila entre 0 y 200, por lo que el nivel actual, al encontrarse por debajo de 100, indica una percepción negativa.

Pero no sólo los consumidores están preocupados. La situación política actual también inquieta a las grandes entidades. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reconoce que “la situación política actual no es buena ni para la economía ni para los mercados”.

Compañías como Goldman Sachs aseguran que “el estancamiento surgido tras las recientes elecciones generales parece que continuará en 2016” y la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI) avisa de que los inversores internacionales se encuentran “en un compás de espera ante la incertidumbre política vivida en España en el último año”.

El ministro de Economía, Luis de Guindos (Foto: GETTY).

La convocatoria de unas nuevas elecciones generales es un escenario que contemplan algunos bancos como UBS, Deutsche Bank o el ya citado Goldman Sachs. Todos ellos avisan de que “cualquier coalición será inestable” y aseguran que ni siquiera unas segundas elecciones garantizan una solución al problema.

En la línea de lo reflejado en el ICC se sitúa el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, que considera que la inestabilidad política española tras las elecciones generales no ha tenido un impacto “notable”, pero teme que la senda de recuperación se pueda “quebrar” si no se consigue formar un Gobierno estable.

 

FUENTE: OK diario